AMPARO LIBERTAD

Para que el 9 de julio NO se condene a Amparo Molina a 4 años.

Se ha iniciado una campaña en la plataforma Chang.org, para expresar el apoyo a Amparo, así como a los Derechos de Libertad de Expresión y de Manifestación recogidos en los artículos 20 y 21 de la Constitución Española, que reconocen y protegen el derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, así como al de reunión pacífica.

Amparo, de 64 años, es vecina de Vilamarxant, que decidió que para mejorar las cosas, no hay que callar y es necesario denunciar. Así se sumó al movimiento de los Iaioflautas, siendo una habitual en las manifestaciones por los derechos sociales en Valencia y pueblos vecinos.

Recordemos que los Iaioflautas son un colectivo de jubilados y pensionistas, que lucha para defender sus derechos y el de las generaciones siguientes. Que siendo mayores, se sienten jóvenes de espíritu y se manifiestan en defensa de todas las causas justas. Sus acciones siempre son pacíficas y únicamente tienen la intención de llamar la atención de los medios de comunicación sobre problemas sociales, políticos, económicos o culturales.

Los hechos que injustamente le atribuyen a Amparo sucedieron el 1 de octubre de 2018, cuando se celebraron dos manifestaciones en Valencia, una a favor y otra en contra de la celebración del referéndum en Catalunya. Por la mañana, en contra, en una marcha convocada por la asociación Ahora España y el partido España 2000, ambos de extrema derecha. Por la tarde, a favor, con asociaciones como Iaioflautes, donde Amparo fue acusada de un presunto delito de incitación al odio y de lesiones a un matrimonio que se acercó a la manifestación por el referéndum en Catalunya con dos banderas de España.

El 11 de octubre de 2018 acudió Amparo a una concentración frente a la Delegación del Gobierno en Valencia en rechazo de las agresiones producidas el 9 de octubre y, cuando al acabar se fue con unos amigos a un bar, unos policías de paisano entraron, la identificaron y la detuvieron. Le dijeron que habían interpuesto una denuncia por incitación al odio y por lesiones por los hechos del 1 de octubre, además de acusarle de ser la “instigadora” del grupo de personas que los echó de la plaza a los denunciantes. Amparo fue interrogada en comisaría.

Al parecer, los denunciantes que participaron en la manifestación de la mañana del 1 de octubre, acudieron también con dos banderas de España a la manifestación de la tarde y en ésta es donde alegan que Amparo les había gritado “fachas” y les había atacado con una “pulsera de bolitas”. El “arma”, la pulsera, le fue confiscada en comisaría, donde se negó a declarar. Amparo dice: “A nosotras nos llamaban iaioflautas para ridiculizarnos”.

Por lo anterior le pueden sentenciar entre 1 y 4 años de prisión. Amparo reconoce que les llamó -“fachas”-, pero que nunca agredió a nadie porque es una mujer -“chillona, pero pacífica”-. -“Los que estaban en el sitio equivocado eran los denunciantes, que fueron a provocar y a reventar la manifestación”-. Amparo reconoce que: -“No se me ocurriría haber ido a su manifestación”- y solicita -“Respeto igual que ella respeta las ideas de los demás”-.

Si con todo lo que pasó en Valencia el 9 de octubre del 2018 cuando se produjeron 17 detenidos por agresiones, detienen y juzgan a Amparo por los hechos del día 1 de octubre, algo NO funciona. Y el próximo jueves 9 de julio de 2020 a las 10:00 h, debe presentarse a juicio en la Ciudad de La Justicia de Valencia.

Por todo ello, pedimos la absolución de Amparo y la derogación de la ley mordaza, que tanto miedo, represión e injusticias ha provocado desde que fue concebida como proyecto de ley.

Por una Justicia Libre, Justa, Digna e Imparcial.

TODAS SOMOS AMPARO.

Comparte esta entrada en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *